Presidente Alvarado interviene ante el Poder Legislativo por caso UPAD

Foto tomada de la Casa Presidencial.

En los siguientes párrafos de esta nota, escogemos los argumentos más importantes del presidente Carlos Alvarado en la comparecencia por la creación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos en la Asamblea Legislativa:

“Costarricenses,

Les pido un momento de su atención. En estos minutos quisiera poder mirar directamente a los ojos a los 5 millones de costarricenses:

Todo el trabajo que se hizo con el análisis de datos para generar conocimiento técnico y científico para la toma de decisiones del Gobierno ha sido y fue hecho de buena fe y para servirle mejor a Costa Rica.

Vengo a rendir cuentas. Con vehemencia, pero con paz en mi corazón. Porque sé que lo único que se hizo fue por el bien superior de nuestro país.

Viéndolos a los ojos les aseguro que ni uno solo de los cinco millones de costarricenses ha sido espiado o ha visto su privacidad comprometida con los proyectos que se desarrollaron.

Viéndolos a los ojos les aseguro que ningún alcance de esta iniciativa sirvió para el beneficio particular de nadie o de ningún tercero. Nadie se robó un cinco de la plata de los costarricenses con el trabajo que se hizo u obtuvo beneficios ilegales. Tampoco, ninguno de los estudios desarrollados sirvió para algún fin político electoral.

Y digo todo lo anterior, porque esas son las calumnias que se han difundido. Esas son las insinuaciones que se han esparcido.

En todo momento se actuó de buena fe, bajo el marco legal vigente -como demostraré más adelante- y con el único objetivo de que las decisiones de política pública que debe tomar el Gobierno y la Presidencia se sustenten en evidencia científica y datos.

Sé que el uso de datos genera resistencias pues reduce la discrecionalidad en la asignación de recursos y el poder que algunos actores tienen para tomar decisiones a partir de criterios subjetivos o electorales. Permite hacer priorizaciones y eficiencias a partir de principios y criterios técnicos.

Tengo claro que la técnica y la ciencia son aliados en la lucha contra el clientelismo y por ello los debemos impulsar.

Por lo tanto, consciente de la importancia del análisis de datos y su uso en beneficio del interés común, desde la campaña electoral, planteé transparentemente a la ciudadanía en mi plan de Gobierno lo siguiente:

“Hoy la política pública debe ejercerse desde los datos, la información, la ciencia y la creatividad humana…”, menciona en la Página 2 de la UPAD.

Asimismo, propuse:

“Enlazar las bases de datos del MEP con SINIRUBE y otras como insumo técnico para buscar dónde están las personas excluidas del sistema educativo”.

Todo lo anterior para no dejar a nadie atrás, y que nadie quede excluido del sistema educativo. Hoy, dichosamente, es el segundo año consecutivo que el MEP digitaliza su matrícula, lo cual impide que esta sea alterada para obtener recursos de más de forma improcedente.

Es decir, desde la campaña le expresé con absoluta claridad y transparencia a la ciudadanía que en mi Gobierno tomaría las decisiones a partir de criterios objetivos y científicos utilizando los mejores datos disponibles.

Nada de esto fue secreto u oculto como muchos han querido mal informar. Mi objetivo es que las decisiones fueran las mejores, y que no se tomarán a partir de antojos, politiquería o caprichos. Que las decisiones tuvieran un respaldo técnico, pero también ético.

La adopción de un modelo de gestión gubernamental basado en la ciencia de datos no es una ocurrencia de Carlos Alvarado o de este Gobierno, es una necesidad en el mundo de hoy.

Tampoco es nueva la idea de que los órganos de conducción del Poder Ejecutivo cuenten con unidades especializadas, al más alto nivel, para el análisis de datos y la toma de decisiones.

Los Estados más comprometidos con el desarrollo de sus pueblos han adoptado la política de análisis de datos como una herramienta”.

Comparecencia del Presidente Carlos Alvarado ante la Comisión investigadora por la Unidad Presidencial de Análisis de Datos.

Deja un comentario