AyA finaliza obras sanitarias que abarcan seis cantones de la GAM

Foto tomada del Instituto de Acueductos y Alcantarillados, AyA.

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) registra un nuevo avance del Proyecto de Mejoramiento Ambiental del Área Metropolitana de San José con la entrega formal del Paquete Tres Sector Norte.

La obra se contempla en seis cantones: Vásquez de Coronado, Goicoechea, Montes de Oca, San José (Uruca), Tibás y Moravia.

Los trabajos incluyeron el desarrollo de colectores sanitarios en Quebrada Rivera y Río Torres, y las extensiones en las quebradas Jesús y Manzana en Vázquez de Coronado, con lo que se habilita el incremento del caudal de aguas usadas o servidas hacia la Planta de Tratamiento Los Tajos.

Marco Fidel Vargas, gerente de la Unidad Ejecutora PAPS, detalló que esas conexiones se habilitarían las obras constructivas entre los años 2022 y 2023.

Además de los colectores sanitarios del Sector Norte, hubo una construcción complementaria para proteger la nueva infraestructura con muros de retención en concreto armado, estabilización de taludes con anclajes y recubrimientos de concreto, estructuras metálicas para cruce de ríos y mejoramiento de márgenes de río y parques municipales.

“El proyecto deriva en un beneficio ambiental altísimo pues disminuye el vertido de materia orgánica-fecal a los ríos y quebradas, permitiendo la recuperación de paisajes y del uso de zonas públicas, al tiempo que reduce la dependencia a los tanques sépticos en las casas y los costos en su mantenimiento”, dijo Vargas.

Por su parte, Tomás Martínez, presidente ejecutivo del AyA, recalcó, durante un recorrido por las obras, que este esfuerzo que realiza la institución con una enorme inversión generará gran impacto para el ambiente y el desarrollo de la ciudad.

“Este es un proyecto que va avanzando a la par del potencial de crecimiento de la capacidad que tiene la Planta Los Tajos, la cual apenas alcanza menos del 20% de lo que es capaz de procesar”, expresó Martínez.

La fase terminada contempló la rehabilitación del tramo Almafisa, una intervención que implicó la instalación de alrededor de 300 metros de tubería en hierro dúctil de 900 milimetros de diámetro sobre pedestales de concreto.

Para estabilizar esta obra, se usaron más de 3.200 metros cúbicos de muros de gaviones y se culmina con una estructura de puente de 39 metros de luz, apoyado en pozos bastiones de más de 9 metros de altura. Los costos asociados tan solo a este tramo rondan $1.8 millones.

Con la conclusió de esta obra, el AyA se alista para una nueva fase del Proyecto, que será lanzada en los próximos días, y se ejecutó la Licitación Pública Nacional 2016LI-000008-PRI por un total de $18 millones.

Deja un comentario