Curso lectivo 2021 empieza con nuevas reglas en el transporte de estudiantes

Foto tomada del Ministerio de Obras Públicas y Transporte.

Con el inicio del curso lectivo presencial, las autoridades avisan a los padres de familia, encargados del centro educativo y del transporte de estudiantes que colaboren con las acciones que permitan mitigar la aparición y propagación de casos de Covid-19 en las busetas.

Para el director ejecutivo del Consejo de Transporte Público (CTP), Manuel Vega, define que este año es muy particular, porque los transportistas tendrán un papel muy importante.

“Este curso lectivo inicia con grandes retos, en medio de una pandemia cientos de transportistas hacen el esfuerzo para seguir ofreciendo sus servicios cumpliendo con todos los requisitos de Ley, pero a esto se les suma un nuevo compromiso: trasladar a los estudiantes en un entorno seguro, bajo protocolos sanitarios estrictos”, dijo Vega.

Entre las nuevas medidas para el transporte de estudiantes de centros públicos y privados establecidas por las autoridades sanitarias destacan:

  • Proveer en la buseta estudiantil el alcohol en gel con una composición entre de 60° y 70° (en caso que los estudiantes no porten el suyo).
  • En todo momento, cuando se esté haciendo fila para abordar las busetas y durante el viaje, se debe utilizar, de forma correcta, la mascarilla. A excepción de los niños y niñas menores de 3 años.
  • Utilizar formas alternativas de saludar evitando contacto físico.
  • Todas las unidades de autobús o busetas tienen permitido viajar a capacidad plena sentados, ninguna persona puede viajar de pie.
  • Es prohibido comer dentro del autobús y compartir artículos de uso personal, como por ejemplo, teléfonos celulares, dispositivos electrónicos o juguetes.
  • Evitar hacer actividades que implican contacto físico durante el recorrido.

Permisos vigentes.

De acuerdo con datos del departamento de Concesiones y Permisos del CTP, hasta este martes 02 de febrero se registran 2.790 permisos de transporte de estudiantes renovados.

Esta cifra representa el 51 % en comparación entre el 2020 y el presente año.

“Esperamos que durante el transcurso de esta semana continúe incrementando la cantidad de permisos, este ha sido el comportamiento en los últimos días”, dijo Vega.

Verificar permisos.

Los padres de familia deben poner mayor atención a los choferes contratados para llevar a los menores a los centros educativos.

Por esta razón, el CTP tiene habilitado una sección en la pestaña “Servicios” en “Servicios especiales”en el sitio Web www.ctp.go.cr, donde los interesados podrán verificar la lista actualizada de los buseteros, que cuentan con la autorización para brindar este servicio, y sólo se debe ingresar la placa de la unidad, con letras y números, y se le desplegará toda la información relacionada con la buseta.

Otro aspecto es que brinda mayor seguridad durante el traslado y se puede verificar el estado de los vehículos en los que viajan los menores con regularidad.

Es por esto que Riteve, por medio de un instructivo, tanto en video como en un diagrama descargable, brinda una guía para chequear las unidades.

“Es imperante que verifiquemos antes que el servicio ofrecido cuenta con todos los requisitos de ley y, además, que junto con el transportista se establezcan rutinas coordinadas para confirmar juntos que elementos, muy básicos pero muy importantes para la seguridad, estén en orden”, dijo Jennifer Hidalgo, subgerente de Comunicación y Responsabilidad Social de Riteve.

Los materiales están disponibles en las redes sociales de Riteve y del CTP.

Algunas medidas de seguridad que se deben considerar son:

  • La unidad debe tener cinturones de seguridad en todos los asientos.
  • Cada estudiante debe tener su asiento individual.
  • Contar con un extintor de incendios en buen estado.
  • Llevar siempre un botiquín para brindar primeros auxilios.
  • Otro adulto debe acompañar al conductor para garantizar el orden y seguridad de los estudiantes. Esta persona debe colocarse siempre el chaleco reflectivo.
  • La unidad debe estar debidamente rotulada como “Transporte de estudiantes” y llevar en el parabrisas el sticker emitido por el CTP este año.
  • Contar con los permisos del CTP, marchamo, pólizas y Riteve al día.

Según el director general de Policía de Tránsito, Germán Marín, el conductor, que transporte estudiantes sin los permisos indicados, se expone a una multa establecida por la Ley 9078 y se procede al decomiso de las placas.

Deja un comentario