De los 200 bonos de vivienda entregados en el 2020, el 60% se tramitó con la Fundación Costa Rica-Canadá.

La población indígena tiene casa nueva tras recibir bono de Vivienda.

San José, 2 de febrero del 2021.  El rostro le cambió a más de 200 familias indígenas durante el 2020 a pesar de lo complicado que fue el año en época de pandemia.

Con una inversión que ronda los ¢2.500 millones entre enero y setiembre el Banco Hipotecario de la Vivienda, (BANHVI), entregó un total de 200 bonos para la construcción de las casas, de las cuales la Fundación Costa Rica-  Canadá indicó haber tramitado el 60% de su totalidad.

Familias beneficiadas.

Según datos de la institución en el año 2019 la fundación tramitó más de 3 mil millones de colones en obras de construcción en dichas zonas.

No obstante, a pesar de que en el año anterior se cumplió el sueño a más de 200 personas, para el año en curso se espera aumentar en 100 la cantidad de familias a beneficiar, es decir, lograr cerrar al término de los primeros 6 meses con un total de 300 familias con casa nueva. Lo que se traduce en una inversión de unos ¢4.500 millones para el primer semestre.

Parte de las viviendas construidas.

“La oportunidad de contar con vivienda propia es más necesario que nunca, sobre todo para estas familias, cuyos requerimientos y posibilidades económicas son mayores. Sabemos que el país atraviesa una fuerte crisis económica, ocasionada por la pandemia, pero tenemos claro que aumentar la construcción de viviendas de bien social, será clave para el desarrollo de las familias y, en general, de las comunidades”, comentó Mauricio Alvarado, Gerente Negocios Fundación Costa Rica-Canadá.

Si nos remontamos al 2017 la inversión del BANHVI en conjunto con el trabajo que realiza la fundación, se logró administrar un monto equivalente a los 7 mil millones de colones.

Deja un comentario