Convenio internacional con Alemania capacitó a los primeros 20 choferes para conducir buses eléctricos.

20 choferes del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de la empresa Autotransportes Desamparados (ATD) finalizó la capacitación en el uso correcto de los tres buses eléctricos donados por el Ministerio de Ambiente de Alemania (BMU) al gobierno de Costa Rica.

Esta formación se da como parte del plan piloto de electrificación del transporte público que busca generar las condiciones marco y un modelo de operación replicable para la electrificación del transporte público de autobuses en Costa Rica.

La capacitación incluyó datos sobre la operación, mantenimiento, alistamiento, conducción y revisión de buses, centros de recarga, seguimiento de flota e impacto ambiental. Estuvo a cargo de la Cooperación Alemana GIZ y la empresa BYD, ganadora de la licitación internacional para la compra de los tres buses eléctricos, centros de recarga y capacitación.

Para la Primera Dama de la República, Claudia Dobles, este tipo de proyectos son de suma importancia ya que para ella se debe preparar al personal para garantizar un avance constante y seguro hacia la electrificación del transporte público nacional. «El factor humano es vital para avanzar con pasos firmes hacia un transporte público descarbonizado. Estos primeros veinte choferes capacitados son piezas clave para un plan que esperamos se amplíe gradualmente a más rutas», apuntó.

Por su parte, la presidenta ejecutiva del ICE, Irene Cañas, comentó que «la capacitación a los choferes del ICE y de la empresa ATD es un ejemplo del trabajo conjunto entre instituciones públicas, empresa privada y cooperación internacional. Es una muestra más que el alma de este proyecto es la coordinación entre actores que están comprometidos con el ambiente y la movilidad sostenible. El ICE seguirá aportando en esta alianza, y en cualquier otra que sea positiva para nuestro país», recalcó.

Esta misma capacitación será impartida a choferes de las empresas TRANSPLUSA y TUASA en los próximos meses. Además, se contempla la formación de especialistas del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), de la Escuela de Capacitación Automotriz (ECAC) y de CEDES Don Bosco, con el objetivo de que puedan replicar las capacitaciones a más instituciones y operadores de autobuses. De igual manera se estarán realizando capacitaciones a personal del INS y de empresas de grúas para garantizar un manejo correcto de los autobuses en caso de algún incidente.

Los buses eléctricos operarán en rutas de transporte público con el objetivo de probar la tecnología en condiciones reales y comparar los buses diésel con los eléctricos. El plan piloto se ejecutará durante un año y se tiene previsto iniciar en el mes de febrero con la ruta 70: San José-Desamparados-San Rafael durante cuatro meses. Posteriormente, con la 301 (San José-Tres Ríos) y 200 (San José -Alajuela por INVU).

Deja un comentario