Profes Comunitarios promovieron la reincorporación y la permanencia de 435 personas en peligro de abandonar sus estudios

La intervención de los denominados “Profes Comunitarios” evitó que 145 personas abandonaran sus estudios y reinsertó a 290 que, por alguna razón, los dejaron inconclusos el año anterior.  El equipo de profesionales cerró el 2020 con una lista de otras 80 que regresarán al sistema educativo este año.

Así podría resumirse el trabajo de este equipo que desde cinco de los siete Centros Cívicos por la Paz (Aguas Zarcas, Desamparados, Garabito, Heredia y Pococí) emprendieron la tarea de combatir la exclusión educativa en un trabajo conjunto entre el Ministerio de Justicia y Paz y el Ministerio de Educación Pública (MEP).

La iniciativa del MEP es atinente y complementaria a la labor de los CCP, ya que uno de los ejes prioritarios de dicho programa es la inclusión social, en este caso por medio del acceso a la educación como un derecho humano.

El proyecto tiene como propósito implementar intervenciones sociales, comunitarias y pedagógicas dirigidas a las personas que han sido excluidas del sistema educativo o están en condiciones de riesgo de serlo para que permanezcan o que se reincorporen al proceso escolar.

“Profes Comunitarios parte de la exclusión escolar como un problema multicausal y multifactorial que involucra variables socioeconómicas, políticas, culturales, psicológicas, institucionales e individuales que dan como resultado la limitación en el acceso a la educación, o el impedimento al ejercicio pleno e integral de este derecho”, detalló el Viceministro de Paz, Jairo Vargas.

Esta iniciativa colabora con el cumplimiento de las metas del Plan Nacional de Desarrollo y debe responder a la exclusión y reincorporación estudiantil.

La inclusión social y en particular la inclusión educativa se considera fundamental dentro de los ejes de trabajo del modelo preventivo del programa CCP.

“Al mirar la capacidad de acción del Ministerio de Educación Pública y los Centros Cívicos por la Paz, que mueven la educación y la cultura, también vamos presenciando la emergencia de talentos magisteriales y escolares que dentro de sus propias comunidades educativas afrontan situaciones que usualmente exigen, en derecho justo, prontas y cumplidas soluciones de vida digna ante la enorme desigualdad social e inhumana acentuada por la Covid-19 y por tanto desastre climático”, declaró Roberto Cuéllar, director y representante de Organización de Estados Iberoamericanos (OEI Costa Rica), ente que financió el proyecto.

Este proyecto contempla, principalmente, dos fenómenos vinculados con la exclusión: la permanencia en el sistema educativo y la reincorporación, que es la restitución integral del derecho a la educación de personas que han sido excluidas del sistema educativo.

La iniciativa toma como referencia el Programa “Maestros Comunitarios”, que se implementa en la República del Uruguay desde el 2005, y la experiencia de “Profes Comunitarios”, que se ejecutó en el 2017 en nueve Centros Educativos en Costa Rica, para el cual se contó con el apoyo de UNICEF.

Durante el año 2019 la meta de incorporación fue de 250 personas. Se identificaron 337 personas en exclusión, de las cuales 243 se incorporaron en el sistema educativo.  

Cerca del 30% de las identificadas y reincorporadas tenían más de 10 años de haber sido excluidas.

“El proyecto Profes Comunitarios vino a constituirse en una respuesta articulada desde el sector público para responder a metas relacionadas con la reducción de la exclusión educativa en III ciclo y Educación Diversificada, así como la reincorporación al sistema de personas que vieron violentado su Derecho a la Educación.

Deja un comentario