Guardacostas colaboró en la atención de un pescador con problemas de salud en el Golfo de Nicoya

Oficiales de la Estación del Servicio Nacional de Guardacostas de Caldera, cantón de Esparza, Puntarenas, auxiliaron esta madrugada a un pescador el cual lamentablemente falleció por causas desconocidas, además de aprehender a dos de sus compañeros por ser sospechosos de cometer delitos ambientales.

Según lo reportado por el Guardacostas, los tripulantes de una embarcación tipo panga con el nombre Popeye, matrícula GPC -1827, se encontraban realizando maniobras de buceo en la zona de Los Negritos, Golfo de Nicoya, Puntarenas, cuando al ser las 00:30 de esta madrugada se percataron de que uno de sus tripulantes, de apellidos Traña Alemán, costarricense de 59 años de edad, vecino de Puntarenas, presentaba problemas de respiración, por lo que decidieron llamar al 9-1-1 para solicitar ayuda.

De inmediato el Servicio Nacional de Guardacostas coordinó el desplazamiento de una lancha interceptora de la estación de Caldera para que prestara la debida atención de esta emergencia. Fue así como de forma inmediata zarpó la embarcación interceptora GC33-1 con el fin de toparse con la lancha que traía a bordo el tripulante con problemas de salud.

Efectivamente la GC 33-1 abordó la embarcación Popeye a las 01:05, logrando llevar al tripulante afectado hasta la Estación de Caldera, en donde fue atendido por personal de la Cruz Roja, pues al lugar se presentó la unidad 1094 de esa institución.

Lamentablemente, minutos después uno de los paramédicos de la Cruz Roja declaró fallecido al paciente, cuyas causas de muerte se desconocen, por lo que el Guardacostas coordinó con personal del OIJ para que realizara los procedimientos del levantamiento del cuerpo y demás diligencias.

Después de atender al tripulante con problemas de salud, el Guardacostas realizó una inspección de la embarcación Popeye, a bordo de la cual viajaban dos hombres, uno de apellidos Rodríguez Carmona, costarricense de 33 años de edad y Rodríguez Salmerón, nicaragüense de 61 años de edad, ambos vecinos de Puntarenas. Los dos fueron detenidos y presentados ante la Fiscalía de Puntarenas debido a que estaban realizando faenas de pesca ilegal, y por lo tanto sospechosos de cometer delitos ambientales contra la reproducción de especies marinas.

Deja un comentario