296 rutas son atendidas por efectos indirectos de Eta

Foto tomada del MOPT.

Por los efectos indirectos de Eta, el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT) se concentra en resolver los 296 problemas viales que se provocaron tras los desbordamientos de ríos y deslizamientos que impactaron cientos de rutas en diferentes partes del país.

A inicios de esta semana, se habían atendido un total de 264 eventos en carreteras, 11 puentes y 21 pasos de alcantarilla y los daños se cuantifican por un monto de ₡9.000 millones.

La solución del paso por San Fernando de Sámara es con la colocación de un puente armable para resolver con prontitud estos problemas.

El 6 de noviembre, 2 días después de la socavación de este puente sobre la ruta 934, ya estaba en el sitio el puente armable y, una semana más tarde, el paso por la zona ya había sido habilitado con una estructura de 40 metros y con la capacidad para soportar 40 toneladas de peso.

Con ello, se permitió reabrir la circulación entre Nosara y Barco Quebrado, y se anunció el inicio del proceso para rehabilitar el paso por la ruta 239, en Puriscal.

Según detalló el ministro de Obras Públicas y Transportes, el ingeniero Rodolfo aclaró que los kilómetros 41 y 45 de esta ruta presentan grandes afectaciones debido a deslizamientos producto de la saturación de los terrenos, que agudizaron el problema y generaron severos daños en la infraestructura vial.

También, se desplomó un tramo de carretera en el sector de Santa Rosa que imposibilita el libre tránsito de los usuarios y este martes iniciaron las obras para rehabilitar la circulación por San Martín, destacó el jerarca.

El MOPT trabajó intensamente para rehabilitar el paso por el Cerro de la Muerte ante los severos deslizamientos en División y La Hortensia, que mantuvieron el paso cerrado por varios días.

Asimismo, sobre la Interamericana Sur, los puntos dañados en Palmar Norte han sido atendidos en cuestión de horas, con el propósito de mantener al menos un carril habilitado.

Otro reto de gran magnitud es la recuperación de la carretera en la ruta 237, entre Ciudad Neily y La Fuente, pasando por Fila de Cal, pues parte de la carretera desapareció en un sector.

En su momento, Conavi atendió de inmediato la emergencia y mantiene maquinaria en el sitio para remover nuevo material que cae constantemente.

Los suelos siguen saturados por prevención.

Asimismo, este jueves se trabajó con pasos regulados por los daños de Eta y se sigue trabajando en esta zona de Corralillo de Cartago.

De esta manera, se sigue trabajando para rehabilitar el paso en las Juntas de Pacuar de la ruta 244, en Pérez Zeledón, por los efectos indirectos de Eta e Iota.

Deja un comentario