Policía de Fronteras decomisa cinco millones de colones en medicinas y ropa procedentes de Nicaragua

La Policía de Fronteras le propinó un nuevo golpe a los contrabandistas que operan en la frontera norte, al interceptar un millonario cargamento de fármacos, ropa, zapatos y productos perecederos.

El cumplimiento se registró el fin de semana en la localidad de Santa Elena de Santa Cecilia, cantón de La Cruz, Guanacaste, en un punto no autorizado para el ingreso o salida de personas, vehículos o mercancías.

En ese lugar limítrofe con Nicaragua los oficiales realizaron un control de carreteras para prevenir todo tipo de delitos transfronterizos, como lo son el tráfico de personas, contrabando de diversas mercancías y narcotráfico.

Fue así como lograron interceptar un vehículo, a bordo del cual viajaba un nicaragüense residente de apellido Argüello, quien dijo ser el dueño de las mercancías.

Entre lo decomisado se encontraban 11.441 unidades de diversos fármacos contrabandeados.

Entre estos se encontraban analgésicos, antibióticos, corticosteroides, antiácidos, antigripales y vitaminas entre otros productos, muchos de los cuales no pueden ser comercializados sin receta médica, como es el caso de los antibióticos.

Debido a la violación a la legislación sanitaria, además de tributaria, los medicamentos fueron decomisados y entregados a la oficina del Ministerio de Salud en La Cruz, a fin de ser desechados.

Ello por cuanto esos supuestos medicamentos podrían poner en riesgo la vida de posibles consumidores, pues ninguna autoridad garantiza que el etiquetado realmente corresponda al contenido, o que se haya transportado según las normas de salubridad de nuestro país.

Argüello también intentó introducir a territorio costarricense un lote de cosméticos, ropa y zapatos, además de unos 110 kilos de productos perecederos.

El valor de los diferentes artículos contrabandeados por esa persona se estima en aproximadamente cinco millones de colones y todo, excepto los fármacos, quedó a la orden de la Policía de Control Fiscal para lo que corresponda.

Deja un comentario