Migración detiene a miembros de organización criminal dedicada a la trata de personas

La Policía Profesional de Migración (PPM), con la dirección funcional de la Fiscalía de La Fortuna de San Carlos, y tras 10 allanamientos, lograron detener a una organización criminal que se dedicaba a la trata de personas con fines de explotación sexual.

Según las autoridades, se realizaron allanamientos en varios sectores de San José, Guanacaste, Cartago y Alajuela, y concluyó con la detención de 10 personas de apellidos: Chavarría Sevilla (madre e hijo, uno de ellos líder), Sánchez Pérez (líder), Mejía Vega, Cruz Isaguirres, Santamaría Caballero, Eguigure Toruño, Chavarría, Zeledón Chavarría, y Altamirano Ampie, con diversas nacionalidades como costarricenses, nicaragüenses, dominicanos y panameños, quienes ahora enfrentan cargos por el delito de trata de personas.

La investigación se realizó desde el 2019, y gracias a las labores preventivas de la PPM, se detectaron indicios del delito de trata de personas, por lo que se procedió a investigar, y se demostró la existencia de la banda criminal que era dirigida por colaboradores que se encargaban de administrar varios establecimientos para la explotación sexual de mujeres.

Según el informe esta organización detectaba personas en condición de vulnerabilidad y les ofrecía ofertas laborales a cambio de una gran cantidad de dinero y pese a la pandemia del COVID-19, continuaban con sus labores respectivas para mantener el negocio criminal.

La Policía dio con la evidencia de que el grupo trasladaba a las víctimas entre los nueve establecimientos que tenían a lo largo del país y cobraban desde 16 mil, hasta 500 mil colones por dar un servicio sexual.

Los imputados ahora están en manos de los Tribunales de Justicia en San Carlos, donde enfrentarán cargos por el delito de trata de personas, y podrían enfrentar penas de ocho hasta dieciséis años de prisión.

Deja un comentario