Procuraduría determinará funciones de Primera Dama

La Procuraduría General de la República (PGR) será la encargada de determinar cuáles son las funciones que puede cumplir la Primera Dama y su despacho durante un gobierno.

Esto luego de que el Ministerio de la Presidencia decidiera enviar una consulta al respecto al ente como abogado del Estado, para que se tenga claridad de lo que puede o no hacer la esposa del Presidente de la República.

Dicha consulta se hace debido a las dudas que han surgido, especialmente por el papel en diversos temas que ha tenido la actual Primera Dama, Claudia Dobles, y que ha sido víctima de señalamientos en diversas ocasiones.

“Durante los pasados casi dos años y medio, nos hemos dedicado a impulsar y a colaborar con los entes rectores en el desarrollo de proyectos relevantes para nuestro país. Este trabajo lo hemos realizado apegados al marco jurídico vigente y en estricto respeto de las rectorías y competencias legales correspondientes, articulando siempre con las instituciones públicas a cargo” señaló Dobles.

Es por lo que consideran que el papel de la Primera Dama ha evolucionado y no es ya solo un protagonismo meramente protocolario el que tiene, si no que va más allá.

Actualmente incluso colabora en temas como movilidad urbana e infraestructura, acceso a la vivienda, ordenamiento territorial, impulso para el desarrollo de la Región Chorotega y la reactivación de la Isla San Lucas, esto desde la base de arquitecta que tiene Dobles.

“En mi caso particular, siempre he sido clara y transparente en que mi deseo es aportar con mi trabajo a Costa Rica desde un abordaje profesional en los temas en los que considero puedo ser más útil” agregó.

Es por esto que ahora piden a la Procuraduría si con el rol que Dobles ha jugado en el gobierno se ha hecho algo incorrecto, o más bien es un nuevo impulso y evolución de lo que históricamente ha sido.

Las consultas planteadas son:

¿Jurídicamente cuál ha sido la evolución histórica del rol de la Primera Dama?
¿La labor de la Primera Dama se limita estrictamente a una función protocolar?
¿Existe algún impedimento de orden legal para que a la Primera Dama se le asignen funciones?
¿Cuál es el alcance jurídico de las funciones de coordinación y articulación de procesos y actividades específicas atribuidas expresamente a la Primera Dama?
¿La función de coordinación, articulación y facilitación implica necesariamente una relación de jerarquía o la asunción de potestades de imperio?
¿La Primera Dama puede articular, facilitar, coordinar, promover o impulsar proyectos o actividades fundamentadas en políticas públicas, tales como el Tren Eléctrico, sin que esto implique una relación jerárquica o atribución de potestades de imperio?
¿El cargo de Primera Dama implica obligaciones, impedimentos o prohibiciones?
¿Las disposiciones relacionadas con el cargo de la Primera Dama son jurídicamente aplicables por igual, sin distinción de sexo, a la pareja del Jefe o Jefa de Estado?
¿El Despacho de la Primera Dama es parte del Poder Ejecutivo? En caso de serlo: ¿Qué consecuencias jurídicas trae esa adscripción al Poder Ejecutivo?
¿Es jurídicamente viable que, en la medida en la que la Primera Dama realice labores oficiales propias de su cargo en estricto apego a los principios constitucionales, cuente con personal de apoyo?
¿Cuál sería el tipo de relación entre la Primera Dama y cualquier personal de apoyo destacado a asistirle en las tareas que con arreglo a la normativa vigente tuviera a cargo?

Deja un comentario