Tormenta no detiene la labor de los trabajadores del AyA

Pese a las fuertes lluvias e inundaciones que está enfrentando el país, los trabajos por parte de los colaboradores del AyA no cesan.

Por su parte se encuentran en la cuenca del río Quirimán, ubicada en Nicoya, y en la cuenca del río Lepanto, situada en Puntarenas, desarrollando estudios hidrogeológicos para determinar el balance hídrico subterráneo de las cuencas.

También, en Pérez Zeledón acoplando la tubería que hubo que limpiar debido a que la canaleta de entrada se aterró de sedimentos.

Avanzar con los proyectos que dotan de agua potable a la población y dar el mantenimiento y reparación que necesita la infraestructura, es una labor que no cesa, a pesar de la tormenta.

Deja un comentario