Estados Unidos paralizado por el positivo de Donald Trump

Foto tomada en la agencia AFP.

Alejandro Rodríguez Arce

Email: eliasrodar@tcrnoticias.com

La especulación sobre el estado de salud y el momento en el que Donald Trump dio positivo por coronavirus sigue. Por un lado, los médicos que atienden al presidente en el Hospital del Ejército Walter Reed, en las afueras de Washington, han insistido en que su estado de salud está mejorando rápidamente, hasta el punto de que, en palabras de Brian Garibaldi, de la Universidad Johns Hopkins, «si sigue tan bien como hoy, nuestra esperanza es darle de alta mañana, para que siga su tratamiento en la Casa Blanca».

Por otra parte, comunicó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pasó poco antes frente a sus partidarios en un coche fuera del hospital donde estaba siendo tratado por Covid-19, luego de anunciar en Twitter una «visita sorpresa» a sus seguidores.

Visto con mascarilla saludando a la multitud, en imágenes de vídeo mostradas en los medios estadounidenses y ampliamente compartidas en las redes sociales, no estaba claro a dónde se dirigía o si ya había recibido el alta. Durante su comparecencia, Brian Garibaldi añadió: «En respuesta a unos niveles de oxígeno transitorios bajos, iniciamos un tratamiento con dexametasona, y nuestro plan es continuarlo».

La dexametasona es un esteroide que se ha mostrado muy útil en combatir los efectos del Covid-19 en enfermos graves, pero no en los casos leves. Se emplea con pacientes que requieren oxígeno extra o que están con ventiladores.

El 14 de junio, un estudio de la Universidad de Oxford determinó que el uso de ese fármaco «reduce las muertes en un tercio en pacientes con ventilador y en una quinta parte en pacientes que están recibiendo oxígeno».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los propios Institutos Nacionales de la Salud (NIH, según sus siglas en inglés) sólo recomienda el uso de ese esteroide en pacientes graves, ya que en casos leves puede ser perjudicial.

Deja un comentario