Aumento de casos obliga al gobierno a cambiar alertas en 4 cantones y un distrito.

San José, 29 de setiembre. Por un aumento de casos de COVID-19 la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) elevó el estado de alerta amarilla a naranja en los cantones de Belén y Flores en Heredia, Goicochea en San José y Esparza en Puntarenas, además, el distrito de Quesada del cantón de San Carlos en la provincia de Alajuela.

Esto se debe al aumento que se dio en el cantón de Belén, que pasó de 43 casos entre la semana del 7 al 13 de setiembre- a 57 casos positivos del 21 al 27 de setiembre.

En cuanto a Flores, aumentó de 34 casos – a 55 casos positivos en el mismo período, por su parte Goicoechea, pasó de 238 casos a 277 casos positivos. Por su parte, Esparza aumentó de 53 casos a 91 casos positivos del 21 al 27 de setiembre.

Con relación al distrito de Quesada, este aumentó su número de casos de 242 a 316 casos positivos del 21 al 27 de setiembre. Debido a lo anterior y la valoración epidemiológica por parte del Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la Sala de Análisis de Situación, se da el cambio de alerta en los cantones.

Por su parte, los cantones de San Rafael y Barva bajan el estado de alerta naranja a alerta amarilla. Así lo dio a conocer el jefe de Operaciones de la CNE, Sigifredo Pérez, quien señaló que actualmente 23 cantones tienen alerta naranja, 54 en alerta amarilla en todo el país y 5 cantones comparten alerta naranja y alerta amarilla.

Alertas tempranas por síntomas respiratorios

Actualmente 75 distritos en 33 cantones y mantienen el riesgo debido a un incremento en las consultas por tos y fiebre, lo cual aumenta el riesgo de enfrentar una alerta naranja próximamente, dado que son síntomas asociados al COVID-19.

Deja un comentario