Acceso a la información pública será facilitada gracias a la publicación de datos abiertos

Comisión Nacional de Datos Abiertos lanzó este lunes la Guía de Publicación de Datos Abiertos con el fin de definir los pasos que se deben seguir por las instituciones públicas.

Celebrando el Día Internacional del Acceso universal a la Información, se presentó la guía de publicación de datos por medio de un evento virtual que contó con la participación de la ministra de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, Paola Vega Castillo; la experta chilena María José Méndez, quien impartió la charla «El acceso a la información y los Datos Abiertos en la construcción de un Estado Abierto» y  representantes de la Comisión Nacional de Datos Abiertos.

Esta guía es la herramienta que orientará a las instituciones costarricenses para el cumplimiento de lo establecido en el Decreto 40199-MP sobre la  Apertura de Datos Públicos y el Decreto N° 40200-MP-MEIC-MC sobre Transparencia y Acceso a la Información Pública”.

El acceso a la información pública es un derecho fundamental, y el que la ciudadanía pueda contar con ella en formatos abiertos, no solo facilita la transparencia o la rendición de cuentas, sino que se brinda la oportunidad a que la ciudadanía cuente con libre acceso a ella.

La comisión nacional de datos abiertos se encuentra presidida por el Ministerio de Comunicación y cuenta con la participación de representantes de MICITT, MIDEPLAN, INEC, Archivo Nacional, CONARE, las organizaciones sociales Abriendo Datos y Sulabtasú y representantes del sector privado, David Zamora, Jorge Umaña, Guillermo Rodríguez y Simón Echavarría.

Datos abiertos

Un dato abierto es aquel que está disponible en línea, sin procesar, en formato abierto, neutral e interoperable; que permite su uso y reúso, disponible para su descarga en forma completa, sin costo, ni requisitos de registro y procesable en computadora.

La apertura de datos públicos es un proceso complejo que se debe estandarizar y normalizar.  El proceso contempla diez etapas, que van desde la identificación de la demanda, la evaluación de los datos disponibles, el análisis de la confidencialidad de la información y cómo resguardarla, hasta la publicación y promoción de su uso.

Dentro de los objetivos de una apertura de los datos públicos se busca lograr instituciones más eficientes, transparentes para identificar, prevenir y combatir la corrupción. Además aumentar la confianza entre diferentes sectores de la sociedad.

Estas fases se deben ejecutar con miras a lograr niveles de apertura cada vez mayores, que ayuden a la democratización de la información y una mejor toma de decisiones basada en evidencias para todos los sectores, y accesible a todos los ciudadanos, fomentando la participación y colaboración del público, entre otros beneficios para la sociedad.

Esto hará que cada institución asegure las condiciones organizacionales que permitan ubicar y desarrollar la apertura de datos de forma continua, y sostenible apoyada con un sistema de evaluación y mejora continúa para garantizar su funcionamiento, y consolidación de un gobierno abierto, transparente y público.

Deja un comentario