Tónica de más impuestos genera reacciones en sindicatos.

La propuesta pretende agregar impuestos a premios de lotería, transacciones bancarias entre otros.

Tras la propuesta lanzada este jueves por el Ministro de Hacienda para  negociar con Fondo Monetario Internacional (FMI) un nuevo crédito para el país, ya provocó la reacción de los sindicatos y otros sectores.

Tal es el caso de la Asociación Nacional de Educadores y Educadoras (ANDE), quien comento que este acuerdo solamente logrará empobrecer más a la clase media costarricense y, además, mencionan que la medida “apenas si roza a los más ricos”.

ANDE aseguró que su prioridad será la defensa de la soberanía costarricense y la protección de los derechos de los trabajadores, por lo que desde ya anuncian “una férrea batalla contra el ‘espurio’ acuerdo con el FMI”.

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) no se quedó atrás y comparten el rechazo a la propuesta, además aseguran que no es necesaria porque existen otras alternativas.

«Nosotros rechazamos el impuesto a las transacciones financiero-bancarias que el Gobierno está proponiendo porque eso no es tasa TOBIN, están manipulando el concepto real de tasa TOBIN y hay que desenmascarar eso en los próximos días”, destacó Albino Vargas, secretario de la ANEP.

Días atrás este sindicato también entregó a las autoridades siete alternativas al convenio, entre ellas:

Sacar $1.000 millones de las reservas internacionales que el país tiene en el Banco Central.

La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) reconoció que el país está pasando por una crisis financiera y que es momento de tomar medidas severas: todos los sectores deben contribuir con el objetivo de garantizar la estabilidad económica y social, por el bien de todos los habitantes del país.

Sin embargo, rechazan que las medidas que se pretenden impulsar se enfocan fundamentalmente en aumentar la carga tributaria sobre las empresas y los ciudadanos, ya que más impuestos provocarán una mayor ralentización de la actividad económica, aumentando el desempleo y profundizando la crisis social.

En la Asamblea Legislativa el panorama no parece ser más favorecedor para la propuesta, en total dieciséis diputados ya han afirmado estar listos para votar en contra de la propuesta.

Deja un comentario