Grupo Monge ingresa al mundo de las tarjetas de crédito con un producto en un «muro» por las tasas de usura

Sucursal de Importadora Monge en Alajuela, foto tomada en Grupo Monge.

Grupo Monge entró al negocio de las tarjetas de crédito con un nuevo producto ofrecido por un financiamiento en colones y dólares.

Las tarjetas de la empresa importadora tienen tasas de interés que se ubican en el límite máximo determinado por el Banco Central  de Costa Rica: 37,69% en colones y 30,35% en dólares. Cualquier tarjeta  que supere estos niveles se considerará un producto en usura, según la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor (7.472) que entró en vigor el pasado 11 de junio.

En el caso de los montos de financiamiento disponibles para los clientes, el rango más pequeño es de $500 y, por el momento, manipularán tarjetas de crédito con un límite de $2.500.

“Es importante mencionar que Monge siempre ha buscado ser el primer crédito de los clientes que tiene para empezar esa bancarización, entonces son créditos pequeños y esperamos que con esto pueda entrar al sistema bancario regulado y tenga un récord que le permita ir construyendo en el tiempo”, dijo el vocero de la Financiera Credilat (empresa del conglomerado Grupo Monge).

La ley de tasas de usura poseen efectos negativos sobre algunos productos en el mercado y puede generar exclusión financiera. De esta manera, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), el Banco Central y el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) indicaron estos factores durante la discusión con la Asamblea Legislativa.

Deja un comentario