Ministra de Planificación apuesta a una ley de empleo público para la sostenibilidad fiscal.

San José, 8 de setiembre. La ministra de Planificación Pilar Garrido instó a los diputados de la Comisión de Gobierno y Administración de la Asamblea Legislativa a aprobar el proyecto de ley de empleo público.

Según destacó la ministra Pilar Garrido, el proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo ha adquirido más relevancia a raíz de la emergencia de COVID-19, pues al representar una importante fuente de ahorros, también se convertiría en un bastión para encaminar las finanzas públicas del país.

La ministra Garrido explicó que el proyecto de ley implica un cambio de paradigma para pasar de un enfoque de empleo público donde quien define salarios, reglas de contratación y otros es la institución, a otro donde lo relevante será la prestación del servicio que se ofrece, para mejorar la calidad de los servicios que recibe la ciudadanía.

El proyecto de ley de empleo público propone crear un solo régimen de empleo y ocho familias salariales. Una columna salarial será la base para establecer los salarios globales en las diferentes familias y se aplicaría a todos los empleados nuevos que ingresen al sector público una vez aprobada la ley. Para definir la política salarial de cada año, se considerarían los fondos públicos disponibles y mantener las remuneraciones competitivas con respecto al sector privado.

La propuesta de ley también propone profesionalizar el reclutamiento y la selección de personal, para que se realicen pruebas especializadas y se sopese la idoneidad y los méritos de cada persona antes de ser elegida y se elijan a las mejores. Esto se complementaría con guías para transparentar y democratizar el reclutamiento de personal y daría como resultado contar con personas funcionarias de excelencia que den servicios públicos de alta calidad.

La propuesta se enmarca en el más estricto respeto a los derechos adquiridos por las personas funcionarias públicas que actualmente laboran en el sector público, así como a los derechos fundamentales.

Deja un comentario