Delincuentes ofrecen falsos créditos a los usuarios y les solicitan pagar una póliza de caución del INS.

INS alerta por estafas telefónicas a clientescon Seguro de Caución.

El Instituto Nacional de Seguros (INS) alerta a la ciudadanía debido a que en las últimas semanas se han incrementado las denuncias contra delincuentes que se hacen pasar por colaboradores de entidades financieras reales y/o ficticias, ofreciendo un crédito preaprobado con garantía de un seguro de caución del INS.

Según reportan los afectados, es mediante llamadas telefónicas o WhatsApp, que los estafadores solicitan un depósito de dinero al cliente, ofreciendo cuentas de bancos para se realice la transacción del supuesto pago del seguro, el cuál aluden es un requisito necesario para ejecutar el desembolso del crédito.

Para convencer al cliente, los estafadores le brindan información del crédito y de la póliza, además le facilitan cuentas bancarias para los depósitos y páginas falsas de Facebook.

Las llamadas o mensajes han sido realizados desde un teléfono de celular, por lo que solicitamos a nuestros clientes y público en general, estar alerta y no brindar información, ni realizar ningún depósito.

Para estar alerta sobre alguna estafa es importante que tenga en cuenta los siguientes puntos:

• Los seguros de caución solo son utilizados en casos específicos.

• Los bancos no utilizan este tipo de seguro para préstamos personales ni hipotecarios.

• No se debe realizar ningún pago por adelantado de este seguro.

• El INS solo contacta a sus clientes desde los números 2243-99-00, 2287-60-00, 2284-85-00, 4404-15-45, 800-8353-467.

• Nunca realizamos llamadas desde teléfonos celulares.

• Ofrecemos seguros que se pueden comprar y renovar a través de llamadas telefónicas, pero siempre les brindamos formas de comprobar que se trata de una llamada real.

• Si una llamada del INS le resulta sospechosa, puede comunicarse al 800-TELEINS (935-34-67), para verificar si es real.

• Si cree haber sido víctima de estafa denuncie al 800-8000-645 del OIJ.

Deja un comentario