Concluyen estudios y diseños de obras de inundaciones en comunidades de la zona sur por parte del SENARA

A la fecha SENARA y la CNE han invertido más de ₡170 millones en estudios de prefactibilidad, modelación hidráulica, diseños de obra y proyectos.


Esta tarde a través de un pequeño conservatorio por medio de la red social Facebook, el ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado junto con Patricia Quirós, gerente de El Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA) informó que se concluyeron los estudios y diseños de obras para el control de inundaciones en comunidades de la zona sur.

Quirós indicó que, junto con la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), se avanza en el proceso para que las poblaciones de Palmar Sur, Palmar Norte y Ciudad Cortés cuenten con la infraestructura necesaria para mitigar los riesgos de nuevas inundaciones, como las sufridas durante la tormenta Nate en 2017.

“En ese proceso, ya han sido concluidos los estudios de prefactibilidad, la modelación hidráulica y los diseños de obras, y los proyectos de inversión ya fueron presentados ante la CNE”, explicó al tiempo que apuntó que la propuesta técnica de SENARA contempla tres etapas de inversión y obras que suman un monto superior a los ₡10 mil millones.  

Propuesta

Primera etapa. Se requieren ₡2.505 millones para la construcción de un dique de 10.5 kilómetros en Palmar Sur, y otro de 3.7 kilómetros en Ciudad Cortés.

Segunda etapa. Prevé las obras de protección y mitigación en Palmar Norte, en las que se estima una inversión de ₡3.300 millones, para construir dos diques, uno de 900 metros y otro de 373 metros, y 16 espigones.

Tercera etapa. El último proceso consistiría en las obras de recava de un millón de metros cúbicos de materiales acumulados por sedimentación en el río Térraba, así como la instalación de 28 espigones, distribuidos entre Ciudad Cortés y Palmar Sur, para lo cual se requerirían ₡4.800 millones.

De acuerdo con los diseños de SENARA, estas obras mitigarían el riesgo de inundaciones y protegerían 12 mil hectáreas dedicadas a la producción agropecuaria, los recursos naturales y las propiedades de unas 5 mil familias que residen en esas comunidades.

Las inversiones en estas obras están amparadas en el Decreto Ejecutivo N° 40677-MP, que declaró emergencia por las afectaciones causadas por la tormenta Nate, ocurrida en 2017.

Deja un comentario