Protocolos de la Caja con estrictas medidas por muertes de COVID19.

San José, martes 18 de agosto. Con la llegada del Covid19 a Costa Rica las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), se vieron en la obligación de aplicar un protocolo con estrictas medidas sanitarias.

 Este trabajo preventivo que se aplica en todo el país en el área médica fue diseñado por 5 patólogos, entre ellos, un especialista del Hospital Calderón Guardia, San Juan de Dios, Hospital de Liberia, y Heredia.

Mikel Vargas Sanabria fue uno de los médicos patólogos que participó en este proceso, “Los protocolos se aplican desde la llegada de la pandemia y se enviaron vía correo electrónico a todos los centros médicos, además, de acompañar la información con capacitaciones virtuales durante la semana” indicó el médico.

Adicionalmente, en el marco de la prevención de los protocolos se mencionan datos importantes como el manejo de los cuerpos y el proceso que se realiza.

“El cuerpo debe ir en doble bolsa con una gaza a la altura de la cabeza y con la cara descubierta para la respectiva identificación” Agregó Vargas.

Es importante mencionar que, apegados a la Ley General de Salud, los cuerpos no pueden pasar más de 36 horas una vez fallecidos, aparte de, se recomienda que los cuerpos salgan de la morgue hospitalario debidamente sellados con clavos, esto quiere decir que, no se puede abrir bajo ninguna razón al cuerpo.

Dentro de los protocolos también se contempló que el familiar del fallecido sólo cuenta con un tiempo de 15 minutos bajo las estrictas medidas para poder despedirse del ser querido, sin tener contacto.

“Una vez que una persona con sospecha o confirmado de Covid19 muere, se activa el protocolo de la limpieza de la zona y el proceso de traslado del cuerpo la morgue” agregó el patólogo.

Es importante mencionar que, en caso de cremación, los especialistas recomiendan que el cuerpo sea incinerado con todo y el ataúd de madera.

¿Qué pasa con los cuerpos que no reclaman?

Otro de los puntos que también se incluyó dentro del protocolo es que las personas sin identificación, sin reclamo o que vivían en condición de calle, extranjeros, o no se logra dar con familiares, los centros médicos en un lapso no mayor a las 36 horas deben enterrarlos en cementerios municipales con las mismas medidas.

Cabe destacar que una vez que los cuerpos pasan a poder de las funerarias para el respectivo traslado en caso de que los familiares deseen darles sepultura, si estos incumplen con los protocoles, por ejemplo, abriendo el cuerpo, o la ventanilla dónde se ve el rostro del fallecido. El encargado de la funeraria en el lugar tiene que reportar a las autoridades de salud para la intervención inmediata.

Al día de ayer al mediodía en la actualización de datos por parte del Ministerio de Salud ya se contabilizan 304 personas que han muerto por Covid19.

Deja un comentario