Lukashenko planta cara a la oposición, que aumenta la presión en las calles

Alejandro Rodríguez Arce, Email: eliasrodar@tcrnoticias.com

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ha plantado cara a sus detractores con un mitin multitudinario en Minsk, mientras la oposición ha incrementado la presión contra el mandatario con marchas y manifestaciones, también multitudinarias, en la capital y muchas otras ciudades del país.

En esta octava jornada de protestas, Lukashenko ha optado por dirigirse directamente a su electorado, en un claro cambio de táctica, ya que hasta ahora se había limitado a contraatacar a la oposición desde reuniones con altos cargos de Gobierno.

«Estoy aquí como ante Dios. Las elecciones se celebraron. No se puede hacer un fraude del 80 %», ha dicho desde la tribuna el mandatario, citado por la agencia oficial bielorrusa Belta, al rechazar las denuncias de falsificación de los resultados de los comicios del pasado día 9.

El mitin, celebrado en la plaza de la Independencia de Minsk, ha reunido a cerca de 70 000 personas, y muchos de los asistentes ha llegado en autobuses desde otras ciudades.

«Hemos construido un bello país, con sus dificultades y desperfectos. ¿A quién queréis entregarlo? Si alguien quiere entregar el país, ni muerto lo permitiré», ha dicho Lukashenko, que rechaza de plano la posibilidad de celebrar nuevas elecciones presidenciales.

El presidente bielorruso, en el poder desde hace 26 años y quien en vísperas de las elecciones del 9 de agosto afirmó que no se «imaginaba» en otro papel que no fuera el de jefe del Estado, subrayó que la repetición de las elecciones presidenciales supondría la «muerte de Bielorrusia como Estado y como nación».

Deja un comentario