Después de la tormenta viene la calma: El Mc volvió a la cima.

Cuestionado y señalado como uno de los principales culpables de la sequía manuda en los últimos años, Jonathan McDonald, llegó a un camerino donde lo acuerparon y lo hicieron sentir como un miembro más de la familia.

Jugó nuevamente con el Herediano tras 10 años fuera de la institución, pero su juego este sábado marcando los 2 goles de la victoria, hizo parecer que nunca dejó de formar parte de la escuadra rojiamarilla.

Con sed de triunfo, con ambición, con hambre de gol; así se le vio a Jonathan en el juego por la super copa ante el Deportivo Saprissa. Un jugador que demostró durante los 90 minutos, que llegó a Heredia con la ambición de ser ese depredador de área acostumbrado a celebrar goles.

Estar en un club donde se le aprecia y se le hace sentir necesario es lo que motiva al goleador en esta nueva etapa de su carrera, una etapa en la que con mucha madurez y experiencia tratará de levantar nuevamente un título de campeón, algo que se le ha negado durante muchos años.

Jonathan McDonald cuenta, además de la super copa, con 2 títulos de campeón y 2 títulos de máximo rompe redes.

Deja un comentario