Préstamo del BID permitirá aprobar más de 100 mil nuevos Bonos Proteger

Este jueves, se presentará ante el Congreso de la República un proyecto de Ley que integra el Programa para Proteger los Empleos e Ingresos de las Poblaciones Vulnerables Afectadas por el Coronavirus en Costa Rica a través de un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El objetivo principal del programa es contribuir a asegurar niveles mínimos de calidad de vida de las personas vulnerables frente a la crisis causada por la COVID-19.

Este proyecto establece el otorgamiento de un préstamo al Estado por US$245 millones de los que un 65% serán dirigidos al alivio fiscal del Estado y un 35% se podrá utilizar para el otorgamiento de nuevos Bonos Proteger.

Otros $10 millones serán destinados al financiamiento de actividades de capacitación para la inserción laboral formal a través de estipendios para capacitación a unos 4.300 trabajadores informales y desempleados aproximadamente.

La ministra Dinarte destacó que “hemos venido trabajando en la creación de este proyecto prácticamente desde que inició la pandemia. Hoy ya tenemos listo este programa para que sea estudiado y valorado por los y las diputadas de la República”
“Lo que buscamos es, tal como lo indica su nombre, la protección de los empleos y de los ingresos de las personas trabajadoras más afectadas por la COVID-19 a través no solo de los Bonos Proteger sino del reforzamiento de los perfiles ocupacionales a partir de capacitación técnica y apoyar, además, al sector turismo, al ser este uno de los sectores más afectados económicamente por la pandemia”, agregó.

El proyecto busca apoyar niveles mínimos de ingreso y de empleo de la población nacional y migrante afectadas por el Coronavirus. La operación está estructurada en dos componentes dirigidos a poblaciones vulnerables que trabajan tanto en el sector formal de la economía como en el informal.

El monto de la operación crediticia es de US$245 millones, en donde el Prestatario es la República de Costa Rica. Dicho Programa cuenta para su implementación también con recursos de la Facilidad No Rembolsable del BID para apoyo a países receptores de flujos migratorios intrarregionales por la suma de US$20 millones.

Estos recursos no reembolsables permiten complementar y expandir el apoyo a la población migrante y a las comunidades receptoras más afectadas por esta crisis. Estas poblaciones son parte de las personas vulnerables beneficiarias del Bono Proteger.

Deja un comentario