Autoridades decomisan un millonario cargamento de licor

Decomiso del cargamento. Fuente: Ministerio de Seguridad Pública.

Las autoridades policiales y sanitarias destacadas en ambas fronteras, como parte de la Operación Fronteras Seguras, decomisaron un millonario cargamento de licores y dieron órdenes sanitarias a todas las personas que tuvieron relación con la mercadería ilegal.

El hecho se registró, el pasado martes, cuando personal de la Policía de Fronteras, la Policía de Migración, la Policía Control Fiscal, la Fuerza Pública y el Ministerio de Salud ejecutaban un control de carreteras en Cahuita, Talamanca.

En el momento de intervenir un automóvil e ingresar a una habitación alquilada, los oficiales descubrieron 3.197 unidades de diversos tipos de licores, como guaros, cervezas, vodkas, wiskis, rones y cremas, que podrían costar ₡26 millones aproximadamente.

El sospechoso no poseía un comprobante, ya que presuntamente todo fue introducido ilegalmente desde territorio panameño, al margen de toda norma aduanera y sanitaria.

Con este operativo, las autoridades policiales y el Ministerio de Salud luchan por mantener el bienestar social, esto en medio del impacto del Covid-19.

Orden sanitaria

Debido a que las personas involucradas en este tipo de hechos ilegales usualmente viajan a territorio panameño de manera irregular, para luego ingresan al país del mismo modo, se hace necesario aplicarles medidas sanitarias.

De esta manera, el Ministerio de Salud le giraron una orden sanitaria y de aislamiento no solo al conductor, sino a los dos acompañantes que se alojaban en su habitación, los cuales son dos jóvenes de 16 y 17 años de edad.

Debido al carácter ilegal de las organizaciones que se dedican a esta y otras actividades delictivas, las mercancías contrabandeadas por el Caribe sur son trasladadas en bote por el río Sixaola sin ningún control sanitario y en una condición insalubre son llevadas a distintas regiones del país.

El temor no es sólo la salud de las personas implicadas, sino los que pueden sufrir un daño con los productos a ingerir y, así, ser nuevos casos del SARS-coV-2.

Deja un comentario