Costa Rica suma 582 casos y 7 fallecidos nuevos por COVID-19

Costa Rica contabiliza un total del 582 nuevos por COVID-19 para un total de 10.551 casos confirmados por el Ministerio de Salud, se contabilizan 7 nuevos fallecimientos para llegar a la cifra de 54 decesos.

Con 5945 hombres y 4606 mujeres, se registran 7476 costarricenses y 3075 son extranjeros, el rango de edad, va desde los cero hasta los 99 años y hay casos positivos en 81 cantones.

En cuanto a los hospitalizados, se registran 225 personas, de las cuales 41 se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos, con un rango de edad que va desde los 38 a los 78 años.

El país alcanza los 2902 personas recuperadas, cuyo rango de edad va desde los cero hasta los 94 años, de los cuales hay 1269 son mujeres y 1633 son hombres. Por edad, los recuperados son 2270 adultos, 126 adultos mayores, 442 menores de edad y 64 se encuentran en investigación.

En cuanto a los fallecimientos, se registran:

  • Una mujer de 75 años, costarricense y vecina de Puntarenas. Fue diagnosticada por COVID-19 desde el 1 de julio, y entre sus factores riesgo tenía hipertensión arterial, diabetes e insuficiencia venosa crónica.
  • Hombre de 63 años, extranjero y vecino de Heredia. Fue diagnosticado el 10 de julio y padecía de hipertensión arterial y diabetes.
  • Hombre de 58 años, extranjero, vecino de Puntarenas. Diagnosticado con el virus desde el 28 de julio, padecía de hipertensión arterial, y una enfermedad renal crónica.
  • Hombre de 67 años, costarricense, de San José. Fue diagnosticado el 1o de julio y tenía antecedentes de tabaquismo.
  • Mujer de 62 años, costarricense y de Limón. Fue diagnosticada con el virus el 6 de julio, padecía de hipertensión arterial y una enfermedad renal crónica.
  • Mujer de 78 años, costarricense y de Heredia. Fue diagnosticada el 9 de julio, padecía de hipertensión arterial y una enfermedad cardiaca.
  • Hombre de 68 años, costarricense, de San José. Fue diagnosticado desde el 11 de julio, y padecía de hipertensión arterial, diabetes, y una enfermedad renal crónica

Deja un comentario