Por primera vez, Donald Trump se mostró en público utilizando una mascarilla por el coronavirus

Trump se protegió para no infectarse o propagar el COVID-19 durante una visita a un hospital militar de Maryland.

Alejandro Rodríguez Arce

Email: eliasrodar@tcrnoticias.com

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump llegó este sábado al Hospital Militar de Maryland portando mascarilla para protegerse del COVID-19 siendo esta la primera vez que el mandatario hace caso a los protocolos de salud.

Trump voló en helicóptero al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en los suburbios de Washington para visitar a veteranos heridos y a los médicos que atienden a los pacientes de COVID-19. Al salir de la Casa Blanca, dijo a los periodistas: “Cuando estás en un hospital, especialmente, creo que se espera que se use una máscara”.

El mandatario no ha dado el mejor ejemplo ante la población al no haberse mostrado con mascarilla, en estos momentos el coronavirus que ha hecho estragos en los EEUU desde marzo e infectó a más de 3,2 millones de personas y mató a por lo menos 134.000. A pesar de ello el presidente no había dado un buen mensaje al no importarle estos protocolos de salud.

“Creo que es una gran cosa usar una mascarilla. Nunca he estado en contra de las mascarillas, pero creo que tienen un tiempo y un lugar”, dijo Trump cuando salió de la Casa Blanca.

Personas cercanas a él han dicho que el presidente temía que una máscara lo hiciera parecer débil y que le preocupaba que el foco se centrara en la crisis de salud pública en vez de en la recuperación económica. Hablaron bajo condición de anonimato para describir asuntos privados.

Trump ha dado señales contradictorias sobre el uso de las máscaras, reconociendo que serían apropiadas si se usaran en un ambiente interior donde la gente estuviera cerca. Pero ha acusado a los reporteros de usarlas para ser políticamente correctos y ha retuiteado mensajes burlándose del demócrata Joe Biden por usar una máscara e implicando que parecía débil.

El uso de máscaras se convirtió en otra línea divisoria política, con los republicanos más resistentes a usarlas que los demócratas. Pocas máscaras se vieron en los recientes eventos de la campaña de Trump en Tulsa, Oklahoma, Phoenix y el Monte Rushmore de Dakota del Sur.

Deja un comentario