Un día como hoy en Alemania

En el estadio olímpico de Berlín se jugaba la final del campeonato mundial de Alemania 2006.

Habían transcurrido 24 años desde que la selección Italiana había ganado su último mundial, ese 9 de Julio de 2006 devolvería la grandeza a una selección que demostró, en toda la competición, el poderío defensivo y de contragolpe que caracteriza al fútbol Italiano.

Con figuras de mucho peso como: Andrea Pirlo, Francesco Totti, Marco Materazzi y por su puesto su capitán Fabio Cannavaro (ganador del balón de oro ese mismo año) la selección “Azurra” levantaría su cuarto título mundial a nivel mayor solo por debajo de la selección Brasileña.

El juego además de proclamar un nuevo campeón del mundo, fue marcado por la expulsión de quien era considerado, hasta ese momento, como el mejor jugador de la copa. Zidane golpea con su cabeza el pecho de Materazzi (quienes marcaron los dos goles del juego) una acción que sorprendió al mundo entero y dejó a su equipo expuesto por lo que restaba del juego.

El duelo terminó 1 – 1 y se fue hasta la tanda de penales, en donde el fallo de David Trezeguet, marcó el camino para que Cannavaro levantara la copa.

Deja un comentario