Tren eléctrico interrumpirá tráfico vehicular cada 2 minutos y medio.

Incofer

La ruta del nuevo tren eléctrico obligará a detener el flujo vehicular en 192 puntos, cada dos minutos y medio, dentro del territorio más poblado y con mayor circulación de automóviles del país.

Esto porque la promesa de ofrecer viajes cada 5 minutos en hora pico obligaría a la interacción de más de 70 trenes recorriendo -en ambos sentidos- las líneas del tren en el Gran Área Metropolitana (GAM).

Así se plantea en el proyecto impulsado por el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) donde se contempla que en total, el tren deberá cruzar 264 intersecciones; pero se propone crear un desnivel únicamente en 72 de ellas, las que enfrentan mayor circulación vehicular.

“Nosotros hicimos conteos vehiculares en cada cruce, proyectamos el flujo vehicular al año 2055, se proyecta el tamaño de la flota y con base en una metodología norteamericana que se llama “Manual de Capacidad de Carreteras 2010” sacamos los niveles de saturación de cada cruce”, explicó a AmeliaRueda.com el gerente de la Unidad Técnica del Incofer, que impulsa el proyecto, Mario Durán.

Los 192 puntos se mantienen a nivel, y tenemos una explicación técnica para cada cruce, del por qué puede convivir a nivel o por qué hay que desnivelar 72, aseguró el gerente.

Según el experto, con esa metodología se logró definir el nivel de servicio de cada cruce y determinar cuáles ocupaban desnivelarse, para no impactar significativamente en el tránsito vehicular.

De acuerdo con este análisis se determinó que solo 72 de 264 cruces ocupaban una intervención mayor: ya sea elevar el paso del tren, construir un viaducto (paso subterráneo) o “bajar” la carretera.

Incluso, dentro del grupo de los 72 pasos a desnivel que plantea el Incofer, ya algunos tienen esa condición, como el paso sobre la ruta 32, carretera Braulio Carrillo.

“Los niveles de saturación que se calcularon son los que a mí me dicen cuál es el tiempo de cola, o espera, que tienen los vehículos en los cruces; y a partir de ahí lo que hacemos es sacar los niveles de servicio», aseveró el funcionario de Incofer.

“Si el resultado es que el nivel es A, B o C quiere decir que es óptimo, pero si el resultado es inferior a eso es porque no es adecuado y hay que desnivelar. Estos cruces son los que tienen aproximadamente más de 2.000 vehículos por sentido en hora pico”, agregó Durán.

El funcionario de Incofer reconoció que hubo algunos cruces donde no “estaban del todo seguros” de qué se debía hacer y para esos casos se aplicaron “microsimulaciones”, que permitieran definir el posible impacto del tren eléctrico pasando cada 2.5 minutos por la ruta.

Algunos de los cruces que deberán «desniverlarse» y construir un viaducto (paso subterráneo) son: la ruta en San Pedro, pasando por la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR); el cruce en San Francisco de Heredia, a la altura del Mall Oxígeno; y en el sector de Pirro, al ingreso a Heredia.

En el Incofer aseguran que no existirá una mayor afectación en los cruces vehiculares debido a los cálculos técnicos realizados, esto pese a que el tren estaría pasando por cada cruce cada 2.5 minutos, en hora pico, y cada 7.5 minutos, en hora valle (de menor demanda, con recorridos cada 15 minutos).

Gráfico Ameliarueda.com

¿Colapso?

La interrupción del paso cada 2.5 minutos en los cruces por donde pasará el tren provocará un impacto mayor si se toma el tiempo que requiere el bajar y subir los sistemas de agujas que detendrán el tránsito. Así lo explicó el expresidente del Incofer, Miguel Carabaguíaz, ante la consulta de AmeliaRueda.com.

“Los sistemas de superficie a nivel mundial acostumbran a tener frecuencias por encima de los ocho minutos. Cuando usted pretende bajar los tiempos de frecuencia a cinco minutos, en un servicio que tendrá cruces a nivel, ya usted se está pasando a un sistema más tipo metro. Es decir, subterráneo o aéreo, los cuales sí permiten frecuencias más seguidas, porque no hay convivencia con el tránsito vehicular, lo que reduce el riesgo», aseguró Carabaguíaz.

Para Carabaguíaz el Incofer debe replantear las frecuencias anunciadas, ya que en su criterio afectarían la vialidad de la GAM y corresponden a una demanda del servicio que no se tiene.

El experto dijo que en el 2016 se planteó el mismo proyecto, a un precio mucho menor al actual, donde las frecuencias que se estimaron necesarias eran de recorridos cada 10 minutos.

A su juicio, “que el tren recorra tan seguido, tantos cruces, provoca una interacción con la carretera, que lo que hace es “estresar el sistema”; esto genera un riesgo mayor para quienes pretenden pasar un cruce del tren en carro, bus, moto, bicicleta o bien caminando».

“Se habla de interrupciones al tránsito cada 2.5 minutos en hora pico, pero a eso se deben sumar los 30 segundos que tarda bajando la aguja (dispositivo ferroviario colocado en los cruces para bloquear el paso de peatones y automovilistas) y los 30 segundos que transcurren subiendo la aguja. Esto representa, prácticamente, un bloqueo permanente de esos cruces; lo que va a provocar un alza en el gasto de combustibles para los conductores e incrementar el gasto en tiempo, al no poder transitar con fluidez ninguno de los cruces por donde vaya a pasar el tren”, explicó Carabaguíaz.

Gráfico Ameliarueda.com

Fuente: Ameliarueda.com

Deja un comentario